Uncategorized

Si hubiese sabido

Lo mucho que me ibas

a doler

jamás te habría

abierto las puertas.

Anuncios
Camino·Reflexiones

Samu

      Es probable que pienses que no has cambiado demasiado y que en este último tiempo tu vida ha sido un camino llano, sin montañas, sin cimas… Pero para eso estoy yo aquí, con éste blog y con mis ganas de soltar palabras, verdades y recuerdos.

     Sólo fuimos dos, y nos tocó crecer juntos, jugar juntos, pelear, viajar, reír, burlarnos de nosotros y de los demás, matar el tiempo y echarnos de menos. Eramos tú y yo para aprender a ser hermanos y querer matarnos, perseguirnos por la casa y pensar en venganzas tardías que acabábamos olvidando. No tuvimos donde escoger y sin embargo nos escogimos para contarnos las penas, y hablar de lo solo que está el mundo. Compartimos gustos e hiciste de hermano mayor en eso, educaste los míos y llenaste mi infancia de fantasía. Sé que no dejamos de luchar por crecer juntos y hemos tenido tiempos más cercanos y otros donde pasamos bastante frío pero supimos siempre volver a encontrarnos.

     Es probable que pienses que en este último tiempo tu vida ha sido un camino llano, sin montañas ni cimas y quiero decirte que te equivocas. Has triunfado y crecido. Te veo grande, te veo fuerte, y no son sólo tus espaldas, ni por el gimnasio, es tu corazón que crece junto con tu mirada. Me siento feliz de ser tu hermana pequeña y saber que puedo caer, perderme, y gotear hasta quedar casi vacía. Casi, porque ahí vendrás tú con tu corazón grande a decirme que yo puedo y que me quieres. Y a veces eso lo es todo.

     Es probable que pienses que en este último tiempo nada ha cambiado a tu alrededor, pero es fundamental que sepas que has cambiado para tu vida. Y lo veo en tu paciencia, en tu cariño, y en ese fondo que está detrás de las palabras, un matiz a penas perceptible si no prestas la debida atención. Has cambiado, has crecido, has conquistado miedos y calmado corazones sin saberlo.

   Eres el Kvothe de mi vida, una persona para tener cerca, un gran hijo y un mejor hermano.

     Es una redundancia decirlo ahora mismo, pero te quiero.

Uncategorized

El de los ojos francos

la sonrisa cómplice

y carcajada sincera

El de la lengua de trapo

las manos aún tiernas

dulzura sin esquinas

Y llanto que anhela

tu abrazo en mis piernas

Yo soy tu refugio

y curo tus penas

tu mundo

Que gira y yo girando

para que me quieras.

 … a Itamar, mi pequeña luz en crecimiento. Con ese alma tan bonita no puedo quererte menos.

Poesía·Reflexiones

” la culpa es de uno”

 

creo que tenés razon
la culpa es de uno cuando no enamora
y no de los pretextos
ni del tiempo

Mario Benedetti

A quién podemos hacer responsables cuando el amor no es correspondido. Y se llena de rabia el corazón, al no entender.

“No hace daño quien quiere, si no quien puede”, y qué cierto es, cuando regalamos nuestro amor de puertas abiertas y dejamos que entren y damos el cariño y entregamos lo que somos para que nos conozcan, nos vean, nos admiren, nos amen. Y aún así, no entran. Siempre tienen mejores excusas con las que dar calor a su tiempo.

Somos mendigos de un amor que la naturaleza lo dá, un cariño que va en la sangre, que es la vida misma (los humanos todo lo queremos adaptar). Si no aman es por que no quieren, igual que si no dan, que si no sienten. Pedir que a uno lo amen es como mendigar el aire. No tiene sentido.

Por ello termino pensando que quizás el fallo sea nuestro con lo que no hay nada que pueda pedir. Compraré un par de bombonas de oxígeno.

Porque mendigar aire, definitivamente

no tiene sentido.

Uncategorized

Vamos a decir

sin voz, y despacio

que todavía

somos esos

que amaban a oscuras

o con luz

se amaban ellos

entre el silencio

que dejaban en la piel

sus besos

Donde el miedo fue 

una despedida

y el sol 

no guardaba recuerdos

Esos que fueron

pero que todavía

despacio, y sin voz

seguimos siendo.

Uncategorized

El NO ya lo tienes

Este es un momento de cambios, dejando de ser todo aquello que no me ilumina la vida y abrazándome a lo que mantiene mi motor en marcha. 

Siempre he tenido miedos; en realidad no siempre. Recuerdo cuando era una niña y todo se presentaba ante mi como aventuras que superar, no existían las excusas ni los fracasos. Mis dibujos eran geniales y lo que construía o inventaba una maravilla. No necesitaba de nadie que reconociese mis logros, eran logros por ser míos. Pero ya no soy esa, ahora los miedos me persiguen, se me acercan sigilosos  y constantemente me susurran los fracasos.

Y me pregunto ¿De dónde viene tanto miedo al “no”?… De esa pequeña boca de alcantarilla de la que salen las voces de des-y-conocidos cargadas de críticas que jamás pedí. Así que decido, hoy decido que mi yo infantil me caía mucho mejor, que la vida es para los valientes y que el NO ya lo tengo.

Poesía

12 mentiras de Navidad – 9 de Enero del 2013

He estado haciendo cuentas
y son 12 las veces que puedes
mentirme
en un
segundo.

Mientes con tus ojos
que no son de caramelo
Con tus manos mientes
pues no buscan nada en mi
Mientes con tu sonrisa
que no regala nada
Con tus miedos, ignorantes
mientes
Mientes con tus sueños
que son infundados
Con tu voz
que esconde realidades
Mientes con tus silencios
que nunca fueron sinceros
Y con tus pies
que no hacen camino

Mientes con tu piel
de terciopelo
que se agrieta en tu espalda
Con tus dulces labios
suaves
que esconden demasiados
secretos

Mientes, mientes, mil veces
mientes
con tu Verdad
pues su segundo nombre
es Engaño.
Mientes con tus sentimientos
que no son tuyos
si no del miedo.